Age-Iimg Buceadores Construido Plástico Modelo de Kit Magnum Ageii Gundam 100 1 MG Bandai jafb21ad82189-Figuras de acción

CUADERNO NEXOS

¿Modernidad o heterodoxia?

La solución al conflicto postelectoral en San Luis Potosí en una línea muy semejante a la que semanas antes se dio en Guanajuato, aunque anticipada por diversos observadores, no dejó de causar sorpresa y revuelo en los medios políticos y periodísticos.Bandai S.H. Figuarts Sailor Júpiter Sailor Moon Nuevo Sellado vendedor de EE. UU. La renuncia de Fausto Zapata a la gubernatura ha hecho correr ríos de tinta; los analistas han ofrecido ya variadas interpretaciones sobre este nuevo caso de heterodoxia política, no obligadamente modernizante, pero en lo inmediato útil y eficaz. Y sin embargo, es preciso volver al tema para revisar su significado general y sus posibles proyecciones políticas.

Las causas que concurrieron a la configuración del conflicto y a su creciente y peligrosa exacerbación son múltiples, pero pueden enunciarse tres principales:Bandai S.H. Figuarts Sakura Kasugano Street Fighter IV

a) Irregularidades en el proceso electoral. A juzgar por diversos indicios, los operadores tradicionales del sistema y del PRI no resistieron la tentación de hacer de las suyas para garantizar una victoria que sentían más obligada que nunca ante una oposición desafiante que en esta ocasión se presentaba unida en torno a la carismática figura de Salvador Nava. Cualquiera que haya sido la dimensión de estas irregularidades y su impacto en el resultado final de las votaciones, se sabia que, dada la presencia histórica del navismo en la entidad y el delicado contexto actual, cualquier indicio de fraude se traduciría en un problema político de consecuencias imprevisibles. Quienes no repararon en los medios para asegurar la victoria desestimaron este riesgo. Flaco favor le hicieron a su causa.

b) Errores de Fausto Zapata. El efímero gobernador potosino no pudo nunca desprenderse del todo del doble lastre que le significó tener un pasado político controvertido y ser identificado como un candidato designado desde el centro, sin arraigo en la entidad y ajeno a los intereses de su población. Lejos de construir puentes con la ciudadanía, la manera como condujo su campaña contribuyó de algún modo a polarizar el escenario político.Bandai S.H. FIGUARTS SHF Kamen Rider ex-Aid Snipe Shooting jugador de nivel 2 Pero fue una vez que tomó posesión cuando cometió los errores más costosos: no supo sacar partido de la ausencia de una impugnación legal a los resultados electorales por parte del navismo; queriendo acaso fortalecerse, subrayó su dependencia respecto del Ejecutivo Federal y así evidenció su vulnerabilidad; impaciente ante la tosudez de las mujeres navistas que le bloqueaban el acceso a sus oficinas entró por la fuerza al Palacio de Gobierno, lo que a punto estuvo de desatar la violencia (de hecho hubo varios lesionados). En suma, lejos de desactivar el conflicto, contribuyó a enconarlo al grado de que su permanencia en el cargo se convirtió en el obstáculo principal a toda posibilidad de arreglo. De este modo selló su suerte. Evidentemente Zapata hizo una mala lectura de las declaraciones del procurador Morales Lechuga y del propio presidente Salinas: el apoyo sólo era posible si se mitigaba el conflicto y si éste se mantenía dentro de las fronteras de la entidad. Al ocurrir lo contrario, dicho apoyo se volvió insostenible.

c) Titubeos y radicalización del navismo. Ya se ha hecho notar la zigzagueante estrategia del navismo luego del 18 de agosto. Tras una aparente conformidad inicial con los resultados de los comicios locales, el movimiento dio un viraje, montado sobre la expectativa de reeditar en San Luis la salida ofrecida para Guanajuato. La propia naturaleza de la expectativa y acaso la convicción de que la misma no podría concretarse más que apelando al poder presidencial, condujo al navismo a abandonar los cauces previstos por la ley electoral para impugnar los resultados comiciales y a incursionar en la vía de la presión y la resistencia civil, cuyo objeto era impedir gobernar al mandatario estatal. En ello tuvo que ver la postura personal de Nava, la autonomía de éste respecto de sus apoyos partidarios, el creciente peso de los sectores duros en la coalición que lo postuló conforme se delineaba un escenario de confrontación.Bandai S.H. Figuarts Shin Kocho proceso FANG JOKER Kamen Rider W

El entrecruzamiento de estos y otros elementos, sobre los que volveremos más adelante, enrareció el ambiente político a grado tal que volvió imperiosa una solución radical del Ejecutivo. En lo inmediato, y vista la evolución del conflicto, las consecuencias del desplazamiento de Zapata Loredo son positivas. Por principio, se produjo una notable distensión tras la designación de Gonzalo Martínez Corbalá como gobernador interino. Tanto Nava como el presidente municipal de la capital de la entidad, el panista Guillermo Pizzuto, reconocieron en él al legitimo mandatario estatal. Con ello queda conjurado, al menos de momento, el peligro de la violencia y la ingobernabilidad.

Por otro lado, se ha evitado que prospere la propuesta de Nava, quien había exhortado a la oposición a no participar en las elecciones municipales de diciembre próximo como medida adicional de presión para obligar a una rectificación. Táctica controvertible esta última, tanto como la decisión navista de no recurrir al Tribunal Estatal Electoral para ventilar ahí sus inconformidades, esa posibilidad abstencionista ha perdido razón de ser y en definitiva quedará fuera de la agenda si los actores involucrados llegan a un acuerdo en torno a procedimientos legales que garanticen transparencia y confiabilidad a próximos comicios.

Los saldos positivos, que no pueden desestimarse, no se han conseguido sin costos políticos. Algunos habrán de ser pagados por el PRI; Bandai S.H. Figuarts Spider-Man (Hombre Araña lejos de casa) versión de Japónotros afectan al sistema político en su conjunto. Estos son los que me parecen fundamentales:

1. Deslegitimación de los procesos electorales. Nunca se subrayará suficientemente el pernicioso impacto que sobre las percepciones ciudadanas respecto al valor de su voto, de su participación y de la competencia electoral tienen arreglos políticos que soslayan los cauces legales e institucionales previstos para solucionar diferendos. Los comicios aparecen a los ojos de la ciudadanía como artificios sin valor alguno ante las exigencias de la realpolitik. Bien, como se ha dicho, que las negociaciones desactiven el conflicto, pero es legítimo preguntarse hasta qué punto resulta plausible que lo hagan a costa del desgaste de las reglas del juego político.

Y en este punto gobierno y oposición comparten responsabilidades. No se puede pretender resolver todo desde el centro como tampoco es aceptable que se predique la resistencia civil, la abstención política o la mera presión cuando no se han agotado los cauces legales ni se ha demostrado su incompetencia. El resultado del pragmatismo puro y de la desaprensión por el cumplimiento de la legalidad no puede ser otro que la descalificación de las elecciones como vía de relevo pacifico del poder, de los partidos como portadores de valores y proyectos que aspiran al apoyo mayoritario (aunque siempre contingente) y de la política como espacio de compromisos acotados por la legalidad, así como la recreación de rituales y comportamientos que chocan con la aspiración de modernidad política.

2. Señales equívocas en tomo a los conflictos post electorales. Un mensaje implícito, aunque indeseado, en las soluciones ofrecidas en Guanajuato y San Luis Potosí es que la vía de la presión y, en el extremo, la apuesta a la ingobernabilidad pueden rendir frutosBandai S.H. Figuarts Estrella Wars Anakin Skywalker Vs Obi-Wan Kenobi conjunto versión japonesa. Nada resultaría más oneroso para la estabilidad política y para la tentativa de darnos reglas democráticas para la convivencia política que tratar de convertir estos casos peculiares en algo así como un patrón de resolución de conflictos políticos.

3. Afirmación del Ejecutivo como eje de las soluciones políticas. No es preciso abundar mucho en esto, acaso sólo precisar algunas cosas: a) que a este resultado, por lo menos en el caso de San Luis, ha contribuido no poco el propio navismo que, casi desde el primer momento, apeló al Presidente. Se dirá que ello no fue sino un ejercicio de realismo puesto que en la práctica el Ejecutivo concentra numerosas atribuciones constitucionales y metaconstitucionales. Eso es cierto y, sin embargo, no deja de ser paradójico que un movimiento como el navismo, concreción de una histórica lucha regional anticaciquil y anticentralista, apele al poder central para solucionar un problema local; b) que la proyección de la imagen de un Ejecutivo todopoderoso tiende a afianzar rasgos providencialistas y autoritarios de nuestra cultura política y a concentrar efectivamente el poder, c) que esta omnipresencia tiene como contrapartida el exponer directamente al Presidente a todo tipo de presiones, legítimas e ilegítimas, y a someterlo a un permanente desgaste.

Por otro lado, el priísmo tendrá que afrontar sus propios costos. Destacan claramente dos: 1) insubordinación del priísmo local. La remoción de Zapata -que eso fue- provocó el malestar de aquellos militantes que estiman sacrificados sus intereses por decisiones del centro. No será fácil convencer a quienes reclamaron airadamente lo que consideraron la renuncia a una victoria legítima de que no volverán a ser objeto de trato semejante; buscarán ser resarcidos y si en ese afán dan pie al revanchismo se reiniciará el círculo vicioso de la polarización política. Ahora bien, la recomposición priísta se ve difícil en el corto plazo porque aun quedando en la gubernatura uno de los suyos, la solución escogida los ha debilitado y dividido justo cuando están en puerta las elecciones municipales. La contienda por las nominaciones, que de por sí suele ser áspera, se verá atizada por este hecho. Quizá tratando de evitar un desgaste mayor, el gobernador interino ha mencionado que, dada la brevedad de los plazos, posiblemente se opte por la designación de candidatos de unidad y no por la consulta a la base. Habrá que ver si no resulta peor el remedio que la enfermedad.

2. Cambios en la correlación interna de fuerzas dentro del aparato político y en el interior del PRI. Como ya lo ha señalado Jorge Fernández en Uno más uno, luego del 18 de agosto Luis Donaldo Colosio emergió como el gran triunfador de los comicios: había llevado al PRI a una victoria que superaba en mucho los pronósticos, oscurecidos por el fantasma del 88. Las sucesivas rectificaciones en Guanajuato, San Luis y, en menor grado en Sonora -precisamente en los lugares más disputados-, y la directa asunción del problema por parte del Presidente parecen favorecer al lider nacional priísta.

Esto último me permite referirme al hecho de que no pocas interpretaciones en torno al caso de San Luis resultan insuficientes. En efecto, mientras que algunos analistas ven en la salida de Zapata un triunfo del navismo en toda la linea y una derrota del Presidente, otros consideran lo ocurrido como una victoria de Salinas que, al arbitrar inteligentemente conflictos que no pudieron solucionarse en sus ámbitos de origen, salió fortalecido. Tales interpretaciones tienen el problema de ver al conflicto como la pura lucha entre dos solos actores políticos, más o menos homogéneos, que mantienen estrategias racionales y coherentes. Nada más lejos de la realidad.Bandai S.H. Figuarts Estrella Wars Episodio VI Luke Skywalker Figura De Acción

Del lado del aparato gubernamental habría que mencionar un elemento más qué está gravitando en los acontecimientos de Guanajuato y San Luis, si bien resulta en extremo difícil evaluar su peso específico. Me refiero a las pugnas interburocráticas, en las cuales si atendemos a las razones ofrecidas por el periodista Jorge Fernández (“Todos los hombres del Presidente”, Uno más uno, 10 de octubre, pp. 1 y 10), asomaría prematuramente la lucha por la sucesión del 94. Según Fernández, y la tesis es muy sugerente, en el marco de aquella pugna se estaría gestando una alianza entre los reformadores económicos y el PRI tradicional (el que enturbió los comicios), cuya lógica radicaría en la necesidad de mantener a la reforma económica como punta de lanza, lo que exigiría un sistema de control político a la vieja usanza, con su mezcla de flexibilidad y mano dura.

Estos forcejeos en el interior de la clase gobernante nos explicarían, entonces, ciertos titubeos, retrasos y aparentes contradicciones que de otra manera resultan incomprensibles o aparecen como el producto de una oscura maquinación.

Del lado del navismo también son evidentes la heterogeneidad y los forcejeos internos en esta peculiar alianza que suma al PAN, al PDM y al PRD con el navismo propiamente dicho. Hay en el Frente Cívico Potosino una tensión no del todo resuelta. Está por verse qué pasará con ella. El desplazamiento de Zapata fortalece a los sectores intransigentes del Frente en cuanto la estrategia por la que propugnaron resultó aparentemente exitosa (habría que considerar hasta qué punto la solución dependió de la pura fuerza opositora, como lo creen estos grupos o, como lo señalamos, dependió de la conjunción de aquélla y del interés presidencial por recuperar el control pleno de la situación en el marco de las pugnas interburocráticas aludidas. En contrapartida, la necesidad de construir, en la nueva circunstancia abierta el 10 de octubre, consensos con miras a crear condiciones de credibilidad y transparencia en las siguientes elecciones y de gobernabilidad abre un espacio para un nuevo protagonismo de los partidos del Frente -un tanto relegados por la centralidad de Nava- y, dentro de ellos, de los segmentos interesados en recrear y dar permanencia a un esfuerzo de concertación no sólo a nivel local sino nacional.

Es muy pronto para decir qué fuerzas prevalecerán en uno y otro campo, pero eso será crucial para el futuro de nuestro proceso de transición democrática. Quizás un anticipo de lo que le depara a este proceso lo veamos en la evolución del caso San Luis. De momento los actores afrontan tareas inmediatas, entre las que figuran la concertación política (en marcha a raíz del encuentro entre Martínez Corbalá y Nava), concertación que sin embargo sólo prosperará si el gobierno interino hace ajustes a la ley electoral para garantizar la limpieza. Los partidos todos, BANDAI S.H. Figuarts Estrella Wars Scout Trooper & Speeder Bike Conjunto Importado De Japónasimismo, tienen el compromiso de participar en las próximas elecciones municipales, remontando la corriente que deslegitima el voto y propicia el recelo frente a la legalidad. Y eso sólo podrán hacerlo consistentemente a partir de proyectos políticos claros, de ofertas capaces de convocar a la ciudadanía a partir de sus propios problemas y aspiraciones. En San Luis, como se ve, es realmente mucho lo que se juega.

José Luis Gutiérrez Espíndola. Jefe de Redacción del suplemento Política de El Nacional.